Ronda Ambeles, 30, 1ª planta Edificio Torreón - 44001 TERUEL Tel: 978 61 71 87 Fax: 978 61 71 86
Inicio Agenda Noticias Sugerencias Contacto Mapa Web

Número de visitas: 240290

Colegio de arquitectos y aparejadores de Teruel
Portada InformaciónNoticias26/02/2016 R.D. 56/2016, DE AUDITORÍAS ENERGÉTICAS

26/02/2016 R.D. 56/2016, DE AUDITORÍAS ENERGÉTICAS
Las grandes empresas deberán realizar una auditoría para mejorar su consumo energético, se establecen los requisitos mínimos para los profesionales, tanto auditores energéticos como proveedores de servicios energéticos

En el BOE nº 38, del pasado 13 de febrero, se publica el Real Decreto 56/2016, de 12 de febrero, por el que se transpone la Directiva 2012/27/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de octubre de 2012, relativa a la eficiencia energética, en lo referente a auditorías energéticas, acreditación de proveedores de servicios y auditores energéticos y promoción de la eficiencia del suministro de energía.

 

El Real Decreto establece la obligación de realizar auditorías energéticas para las grandes empresas de más de 250 trabajadores o de más de cincuenta millones de euros de volumen de negocio y, a la par, un balance general que exceda de 43 millones de euros. De igual modo, será también de aplicación a los grupos de sociedades que, en conjunto, cumplan lo anteriormente indicado.

 

Las auditorías energéticas deberán cubrir, al menos, el 85 por 100 del consumo total de energía del conjunto de sus instalaciones y deberán realizarse, al menos, cada cuatro años. Se estima que esta medida será de aplicación a unas 3.800 empresas en España, con cerca de 27.000 establecimientos o locales.

 

Con posterioridad a la entrada en vigor de este real decreto (el 14 de febrero de 2016), aquellas empresas que, durante al menos dos ejercicios consecutivos cumplan con la condición de gran empresa, deberán someterse a la primera auditoría energética en el plazo de nueve meses, siempre que no hayan realizado previamente una en un plazo inferior a cuatro años. Podrán sustituir las auditorías, además, por un sistema de gestión energética o ambiental e incorporar certificados de eficiencia energética de edificios en vigor. Se considerarán válidas las auditorías que se hayan realizado desde el 5 de diciembre de 2012, fecha de entrada en vigor de la Directiva comunitaria.

 

En su artículo 1.2.b), el Real Decreto formula la siguiente definición del «Auditor Energético»: Persona sica con capacidad personal y técnica demostrada y competencia para llevar a cabo una auditoría energética.

 

Y, en lo que interesa a la Arquitectura Técnica, el arculo 8.1. de la norma fija cuándo se entenderá demostrada” esa competencia y capacidad técnica:

 

Artículo 8. Requisitos para el ejercicio de la actividad profesional de auditor enertico.

 

1. Las personas físicas que deseen ejercer la actividad profesional de auditor energético deberán cumplir alguna de las siguientes condiciones:

 

a) Estar en posesión de una titulación universitaria oficial u otras licenciaturas, Grados o Máster  universitarios  en  los  que  se  impartan  conocimientos  básicos  de  energía,instalaciones de los edificios, procesos industriales, contabilidad energética, equipos de medida y toma de datos y técnicas de ahorro energético (…).

 

A las cosas, y partiendo de la base de que en este ámbito de atribuciones profesionales sigue rigiendo el principio de especialidad en el ejercicio profesional y los principios de idoneidad y capacitación técnica, cabe concluir que los Arquitectos Técnicos, de conformidad con la normativa que regula los planes de estudios que han de cursar  para la obtención del título, poseen conocimientos suficientes de energía, instalaciones de los edificios, contabilidad energética, equipos de medida y toma de datos y técnicas de ahorro energético, lo que les habilita para ejercer como auditores energéticos en los edificios de los apartados a) y c) del artículo 2.1. de la LOE.

 

Lo expuesto implica que, en nuestra opinión, la materia de procesos industriales” lo habrán de conocerla aquellos titulados de ingeniería que deban realizar auditorías enerticas en edificios de carácter industrial.

 

Por lo que respecta al ejercicio de la actividad de proveedor de servicios energéticos, el Real Decreto, además de establecer otra serie de requisitos, prevé que habrá de acreditarse una cualificación técnica adecuada. Y, en el caso de las personas físicas, acredita dicha cualificación «Estar en posesión de una titulación universitaria u otras licenciaturas, Grados o Máster universitarios en los que se impartan conocimientos en materia energética». Algo que hemos de considerar que también cumplen los Arquitectos Técnicos.

 

Sin perjuicio de todo lo anteriormente expuesto, no podemos obviar que este ámbito de ejercicio profesional, que va más allá que la mera certificación energética (de hecho, la engloba), supone un campo novedoso de actividad profesional que exigirá una dedicación y esfuerzo especial. Bastará para comprender esta última afirmación con el análisis del Anexo V del Real Decreto, el cual contiene la relación de las materias que conforman el curso teórico y práctico que, para poder ser auditores energéticos, habrán de superar quienes no posean el título universitario al que anteriormente nos hemos referido.