Ronda Ambeles, 30, 1ª planta Edificio Torreón - 44001 TERUEL Tel: 978 61 71 87 Fax: 978 61 71 86
Inicio Agenda Noticias Sugerencias Contacto Mapa Web

Número de visitas: 310291

Colegio de arquitectos y aparejadores de Teruel
Portada InformaciónNoticias14/06/2012 LAS CORTES TRAMITAN UNA LEY QUE PERMITIRÁ A LOS COLEGIOS ACTUAR COMO MEDIADORES EN CONFLICTOS

14/06/2012 LAS CORTES TRAMITAN UNA LEY QUE PERMITIRÁ A LOS COLEGIOS ACTUAR COMO MEDIADORES EN CONFLICTOS
El senado tramita el Proyecto de Ley de Mediación en Asuntos Civiles y Mercantiles

 Tras su paso por la Comisión de Justicia del Congreso, ha incorporado enmiendas para incluir a los Colegios Profesionales y Consejos como entidades de mediación, lo que sin duda beneficiará también a la actividad mediadora de los profesionales que los integran.


Con estas enmiendas se cumple el objetivo de reconocer a estas instituciones el impulso que ya están dando a la mediación. Según explica Unión Profesional en una nota, para poner en práctica esta medida, será necesaria la modificación de la Ley de Colegios Profesionales con el fin de habilitarlos, mediante una disposición final, como centros de mediación.


El Proyecto de Ley procede del Real Decreto-Ley 5/2012, de 5 de marzo, de mediación en asuntos civiles y mercantiles, que entró en vigor con carácter de urgencia el pasado 7 de marzo y que regula lo que se configura como un método alternativo de resolución de conflictos. Esta norma incorpora a nuestro ordenamiento jurídico la Directiva europea 2008/52/CE. El objetivo es contribuir a la solución de conflictos en el ámbito extrajudicial y reducir la carga de trabajo de los tribunales al permitir a los ciudadanos solucionar sus diferencias sin necesidad de acudir al juez.


La nota característica de la mediación es el alcance de los acuerdos por las propias partes (y no por la imposición de terceros, como en el sistema judicial o el arbitral en el que las soluciones las adopta un juez o un árbitro). La función del mediador es moderar las sesiones (eliminando las barreras de escucha que habitualmente son las que impiden que las partes lleguen a acuerdos).


Especialistas

Los profesionales también podrán ser mediadores porque la actividad de mediación se despliega en múltiples ámbitos profesionales y sociales, requiriendo habilidades que en muchos casos dependen de la propia naturaleza del conflicto. No obstante, para ser mediador se deberá tener una formación general que le permita desempeñar esa tarea y contar con formación específica sobre mediación impartida por instituciones debidamente acreditadas.


Además, para ejercer como mediador deberá suscribirse un seguro o garantía equivalente que cubra la responsabilidad civil derivada de su actuación en los conflictos en que intervenga. Los mediadores han de ser neutrales e imparciales y velarán porque las partes intervengan con plena igualdad.


Las instituciones de mediación darán a conocer la identidad de los mediadores que actúen dentro de su ámbito, informando, al menos, de su formación, especialidad y experiencia en el ámbito de la mediación a la que se dediquen.


El coste del procedimiento de mediación se asumirá por las partes repartiéndose por partes iguales. El mediador, al inicio del procedimiento, podrá pedir una provisión de fondos y decidir dar por finalizado el proceso si esta provisión no es satisfecha.